Gestión Emocional

Muchas veces caemos en el error de pensar que al hablar de Gestión Emocional hablamos de “control emocional”, controlar nuestro repertorio de emociones para estar siempre alegres, para no sentir tristeza, rabia o miedo…pero esto no es así.

La verdad es que no podemos controlar la aparición de nuestras emociones. ¡Y menos mal! pues son adaptativas, es decir, tienen una función. Esta función es mostrarnos lo que nos gusta o nos disgusta, lo que echamos de menos, lo que no entendemos, lo que nos atemoriza, lo que puede ser un peligro para nosotros, lo que nos aporta bienestar. En resumen, nos brindan información necesaria sobre nuestra relación con el entorno y con nosotros mismos. En realidad cuando hablamos de gestión nos referimos al manejo de estas emociones como si de equilibristas hablásemos. No podemos controlar su aparición, pero SI PODEMOS CONTROLAR SU INTENSIDAD. Sentir rabia o ira es normal, algo nos ha disgustado, se han quebrantado nuestros valores o creencias… pero ¿con qué intensidad sentimos ese enfado? ¿nos dejamos llevar por esa sensación de fuego que nos invade o sabemos manejar esa emoción haciéndola enfriar poco a poco?

Te invito a asistir al taller Gestión Emocional y Actitudes Positivas (Explicación en directo + Cuaderno de Ejercicios)

Mantener una correcta Actitud y Gestión Emocional cuando el viento sopla a nuestro favor es una tarea fácil, lo difícil es mantener esa Actitud cuando el viento es desfavorable y la tormenta amenaza.

- ¿Mantener una actitud positiva incluso cuando las cosas están saliendo mal?, eso es imposible – dijo Incertidumbre

- Es posible, pues nuestra actitud será la que aporte la diferencia entre aprender y resignarse – dijo Esperanza

- Yo no puedo mantener una actitud positiva si mi trabajo no me gusta o si no tengo buena relación con mi pareja – dijo Desilusión

- Si tu trabajo no te gusta y no puedes cambiar, deberás mantener una actitud positiva hacia aquello que te permite mantener tu independencia o la de tu familia. Si tu pareja está pasando por momentos complicados deberás más que nunca mantener una correcta actitud y una buena gestión emocional para hacer frente a esta situación y buscar una solución o alternativa – dijo Gratitud

- ¿Y si sucede algo realmente triste o malo?¿Cómo voy a mantener una actitud positiva? – dijo Alarmista

- Si sucede algo realmente negativo y te has preocupado por mantener una correcta actitud y gestionar tus emociones, estarás preparado para enfrentarte a ello o asimilarlo de una forma mucho más sensata y racional – dijo Realismo”.

"Attentmind"

👉Las actitudes y emociones guían nuestros pensamientos y comportamientos, preocuparse por manejarlas de forma correcta es muy inteligente pues dependiendo de la actitud que mantengamos y de cómo sintamos las emociones, seremos capaces o no de hacer frente a todo lo que nos sucede.