¿Qué es Mindfulness?

"Somos nosotros los que elegimos con qué perspectiva queremos ver el mundo." Attentmind

El Mindfulness es más que respirar:

  • es controlar el estrés (disminuir los niveles de cortisol)

  • mejorar la calidad del sueño

  • aumentar hábitos saludables

  • controlar síntomas de ansiedad y depresión

  • aprender a manejar las emociones

  • fomentar nuestras actitudes positivas

  • fortalecer nuestro nervio vago

  • aumentar la activación del cortex prefrontal

  • mejorar nuestras relaciones

  • aumentar nuestra propiocepción, entender nuestro cuerpo, escucharlo

... En fin, son muchas cosas que no se aprenden en un cursito. Y si además mezclas el Mindfulness con la psicología, los resultados son increíbles.

La primera pregunta que personalmente planteo siempre es:

¿Disfrutamos realmente del momento en el que vivimos?

Es decir, hasta que punto somos conscientes del presente en el que nos encontramos. Estamos sometidos a un ritmo de vida insaciable en el que nuestras obligaciones sociales y nuestros intereses personales nos llevan a una cadena de pensamientos continua. Tantas cosas por hacer, tanta información por asimilar, tantas inquietudes por resolver… no nos percatamos de la cantidad de pensamientos sobre el pasado o el futuro que llenan nuestra mente a diario.

¿Y si pudiéramos PARAR? parar en el aquí y ahora y centrar nuestra atención en las acciones que estamos llevando a cabo: si pensamos = pensamos, si trabajamos = trabajamos, si hacemos deporte = hacemos deporte, si escuchamos música = escuchamos música. Sea cual sea la tarea que debamos realizar, nos agrade o nos desagrade, el mindfulness nos enseña a centrarnos en ella, a mantener una Atención Plena.

Además de los incontables beneficios físicos y psicológicos que aporta una práctica continuada, el Mindfulness nos embarca en un viaje hacia unas actitudes muy favorables para nuestro desarrollo personal, el desarrollo de fortalezas y recursos emocionales imprescindibles para una correcta salud mental, un correcto manejo del estrés, la toma de conciencia de nuestras reacciones automáticas, unas relaciones interpersonales más sanas y fructíferas, pero ante todo un forma de ver nuestro mundo interno y externo de una manera totalmente distinta. Todo esto lo iremos desarrollando en diversos apartados para que su lectura te sea más fácil y tranquila.

Ahora relájate y respira profundamente, siente como el aire entra y sale de tu cuerpo, y yo mientras te cuento de donde viene el Mindfulness:

Hace aproximadamente 2500 años, en Kapilavastu (frontera entre la India y Nepal) había un rey llamado Siddharta Gautama, descendiente de Suddhodana (rey de los Sakya). Siddharta no era feliz con su vida acomodada de palacio, contrariamente sufría por esa vida sin un claro sentido para él, por ello decidió retirarse a meditar hasta que encontrara la solución a su estado emocional y a su sentido de existencia, pero tras una intensa meditación no encontró respuesta. Tras ello, decidió sentarse bajo una higuera (árbol Bodhi) en la orilla de un río afluente de Ganges y prometió no moverse hasta resolver su inquietud. Sorprendentemente esa misma noche tuvo una revelación, tras superar las tentaciones del dios Mara, consiguió obtener el conocimiento que tanto buscaba. Así pues, se convirtió en Buda: “el Iluminado”.

Este relato que parece sacado de un cuento no fue escrito, pero sin embargo fue transmitido de generación en generación y los fundamentos básicos que Buda quiso transmitir, seguidamente redactados, han sido la base de una de las mayores doctrinas filosóficas y espirituales de nuestra historia que aún sigue vigente: el budismo. Además, sus valores han ido transmitiéndose por todo el mundo, ganando terreno en campos científicos y siendo respaldados por estudios empíricamente probados, demostrando su eficacia de forma objetiva.

Fundamentos básicos que posteriormente serán la base del Mindfulness:

- Debemos ser plenamente conscientes y vivir la estancia en el presente durante cada momento de nuestra vida.

- Debemos acoger cuanto surja de la experiencia propia con amor y sin entrar en juicios, sea negativa o positiva.

- Debemos mantener el corazón abierto para nuestros mejores amigos y dejar que surja la compasión por cuanto nos rodea.

En resumen se trata de conectar con nuestros sentidos y emociones, ser plenamente conscientes del momento para poder tomar nuestras decisiones de forma correcta, valorando el intervalo entre el estímulo y la respuesta, manteniendo una mente de principiante abierta a nuevas experiencias presentes en el día a día, sin emitir juicios continuos de todo lo que nos rodea.

¿Y cómo se convierte esto en un interés fuertemente creciente para la psicología?

Gracias a el doctor Jon Kabat-Zinn, a sus estudios sobre meditación y dolor y su Técnica de Reducción del Estrés basada en la Atención Plena “MBSR”, el Mindfulness cobró sentido en occidente y ha sido y sigue siendo la diana de múltiples investigaciones científicas.

A partir de 1985 el interés por esta “forma de vida” ha crecido exponencialmente y se ha demostrado en múltiples estudios su gran utilidad en la vida diaria, no solo a nivel personal sino también a nivel social.

Lo más curioso es que su práctica empieza a dar frutos de forma temprana, al estudiar a nóveles en el entrenamiento en Mindfulness, con solo ocho semanas de entrenamiento o algunos incluso antes, los cambios no solo empiezan a sentirse subjetivamente sino que quedan reflejados a nivel neuronal (Resonancia Magnética Funcional). Es decir, nuestro cerebro cambia, cambia a mejor. Gracias a la plasticidad cerebral podemos seguir aprendiendo, podemos seguir esforzándonos por disfrutar de un mejor estilo de vida.

En el apartado de talleres, próximamente podrás inscribirte en el taller "Primeros Pasos en el Mindfulness" y el taller de Mindfulness en Profundidad.

A continuación tienes una entrevista realizada por Eduardo Punset a Matthieu Ricard en donde podrás adentrarte en el marco de la neurociencia contemplativa y comprobar como nuestra forma de pensar y plantearnos la vida influye fisiológicamente en nuestro cuerpo:

En el siguiente video, José Ramón Yela nos explica la relación entre el Mindfulness y el Bienestar Psicológico:

“Vivimos bajo una cadena de pensamientos que selecciona y aísla un único aspecto de la realidad.” Matthieu Ricard

Mi mente va a mil por hora, no consigo concentrarme, me cuesta disfrutar completamente de situaciones que me agradan, me dejo llevar por mis impulsos, me puede el miedo y la ansiedad por el mañana, juzgo continuamente todo lo que me rodea...

Sin duda alguna vez has sentido algo de esto. En realidad todas las personas pueden sentirse así en algún momento de sus vidas o durante demasiado tiempo y esto desencadena muchas reacciones dañinas en tu cuerpo de las que posiblemente no seas consciente al principio, pero irán provocando desajustes fisiológicos y psicológicos muy importantes.

Pero...afortunadamente nuestro cerebro siempre tiene la oportunidad de aprender y mejorar nuestras capacidades y el Mindfulness es una forma increíble y sorprendente de lograrlo.

A través de una práctica diaria breve pero continuada, podemos: Despejar nuestra mente de la cadena de pensamientos que nos persigue, aumentar nuestra concentración a niveles que ni si quiera imaginábamos, disfrutar al máximo de cada instante agradable, tener autocontrol y capacidad de reflexión, focalizar nuestra atención en el trayecto en lugar del objetivo reduciendo la ansiedad, aprender que todo tiene una razón y que está razón no suele ser visible ante nuestros ojos.

NO es un milagro, NO es una receta mágica, NO se consigue sin esfuerzo personal. Es una forma de pensar, de vivir y de sentir que nos ayudará a mejorar nuestro bienestar. Todos estamos capacitados para desarrollar las habilidades que el Mindfulness nos enseña, sólo necesitamos saber llevarlas a cabo, poco a poco, teniendo en cuenta que cada una lleva su ritmo. Valorando el esfuerzo y el avance que hemos conseguido cada día.

En los talleres online ofrecidos a través de Attentmind te enseñaré como lograrlo, a través de ciertas claves y ejercicios que te ayudarán día a día a mejorar tu bienestar. Sígueme para no perderte nada en Instagram y Facebook.