Micromomentos

Los micromomentos son, básicamente, aquellas situaciones que nos hacen sentir bien, en donde las emociones como el amor, la alegría y la tranquilidad dominan por unos instantes en nuestra mente.

Como bien sabemos, estas emociones disparan en nuestro organismo la liberación de endorfinas, que tienen múltiples beneficios en todo nuestro organismo.

➡️pero además, FORTALECEN NUESTRO NERVIO VAGO, especialmente cuando estás situaciones se dan en la INTERACCIÓN SOCIAL (con otras personas, como compartiendo una sonrisa, un abrazo o un gesto de amabilidad).

El nervio vago es el nervio craneal más largo y entre muchas de sus funciones se encuentra la de conectar mente y corazón, una de sus funciones es ralentizar el corazón acelerado, como por ejemplo tras un susto. Cuando funciona muy bien, reduce un poquito el ritmo cardíaco y esto repercute en nuestra salud en términos generales.

Si encontramos formas de incorporar más micromomentos de conexión en la vida diaria, mejoraremos el funcionamiento del nervio vago.

Esta función tan importante del nervio vago fue estudiada por la doctora Barbara Fredrickson, especializada entre otras cosas en las emociones positivas, nos ha regalado múltiples investigaciones que arrojan luz sobre la importancia de un buen contacto social.